martes, 1 de mayo de 2012

Nathan Never: Bandas de Ciudad

Los cómics de la editorial Bonelli siempre han estado en España, de una manera u otra. Lo triste es que los hemos ido arrinconando, en las estanterías de las librerías y parece que no se les ha hecho mucho caso. Y eso ha sido un gran error.

Aleta Ediciones es la editorial que lleva varios años editándolos en nuestro país, en diversos formatos. Primero, como una colección mensual que, por 5 euros, traía un número italiano. Ahora, con tomos que continene tres aventuras de los personajes de la casa, con un precio de 15 euros.

Nathan Never es uno de esos personajes, una de las colecciones más interesantes que edita Aleta. Y eso es porque los cómics de Bonelli son tebeos de leer y ya está. No son interminables continuarás, y están pensados para ser leídos y disfrutados de una tacada. Un entretenimiento popular y rápido. Pero con calidad.

Nathan Never nos traslada a un mundo de ciencia ficción, una colección que nos permite seguir la vida del agente Never, en un futuro bastante apocalíptico y confuso. Son muchos los intereses que se entrecruzan unos con otros, y las bandas son parte de la fauna de la ciudad.

El tomo Bandas de Ciudad contiene tres historias. La primera de ellas cuenta una historia de conspiración, en la que vuelve un personaje del pasado de Nathan. También se habla del perdón, de una pena de muerte un tanto especial, adecuada al tono de ciencia ficción de la serie y todo, maravillosamente narrado por el dibujo de Antonella Platano.

El guión de Alberto Ostini tiene tiempo para detenerse en varios homenajes cinematográficos, unas referencias que continúan en las otras dos historias contenidas en el tomo, también escritas por él.

Estas dos historias forman un arco argumental propio, con una historia acerca de las bandas callejeras de Ciudad Este. Tomando como referencia La Naranja Mecánica, Ostini nos plantea la cuestión de los grupos callejeros que no solo se toman la justicia por su mano, sino que en ocasiones tienen una perversa percepción de lo que puede ser el ocio y el entretenimiento.

Dos historias que llevan lo mejor del buen fumetti italiano de la casa Bonelli y que demuestran que no hace falta más que un buen trabajo para conseguir entretenernos.

Guión: Alberto Ostini
Dibujo: Antonella Platano/Andra Bormida/Andra Cascioli
Aleta Ediciones
288 pp bn / 15 euros
ISBN: 978-84-15225-08-9

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada