jueves, 15 de marzo de 2012

Los Muertos Vivientes Tomo 4: Lo que más anhelas

El cuarto tomo de The Walking Dead editado en España se llama Lo que más anhelas, y nos sitúa a los supervivientes de Rick en la prisión que descubrieron y limpiaron en el anterior tomo. Si recuerdas bien, te hablé del cliffhanger con que terminó el anterior. La presencia de nuevos caminantes desde un ala que no habían limpiado provoca la resolución de este conflicto, de manera un tanto abrupta y sin concesiones.

Rick, el modelo a seguir, se convierte en alguien muy práctico y con capacidad de reaccionar en beneficio de todo el grupo. Con las consecuencias que se derivan de esa actitud. Alguien le ve solucionar el problema que tenían minutos antes, y lo comprende. Pero no termina ahí.

Esa decisión, que tendrás que descubrir por tí mismo leyendo el tomo, tiene repercusiones a lo largo del mismo, cuando comiencen a surgir los demonios encerrados de cada uno de los personajes y se solucione todo a base de golpes.

Como ocurre en cada uno de los tomos, aparecen nuevos personajes, y en esta ocasión lo hace uno que será sumamente importante durante los próximos números: Michone.

La mujer, que llega acompañada de dos zombis, casi domesticados, una prueba más de que la joven tiene carácter y que es alguien a tener en cuenta. Y no solo por su destreza con la katana, como comprueba el desprevenido Tyresse.

Pero lo que realmente importa en este tomo no es la presencia imprescindible de cientos de zombis fuera de la prisión, ni la horda que aparece desde el Pabellón A, ni siquiera el asesinato de Dex. Lo que importa es la evolución de Rick. Un personaje que podría haber sido el héroe de la saga, perfecto, inmaculado y recto, se convierte en un hombre.

Lo que quiero decir es que Robert Kirkman huye del estereotipo, y humaniza al héroe de tal manera, que le hace consciente de su propia humanidad. Los errores y las decisiones rápidas y no necesariamente acertadas, se suceden y minan la confianza que los componentes del grupo tenían en él.

Eso es lo que hace grande a esta serie, y lo que nos hace seguir pendientes de ella, más allá de modas y nuevas entregas del mundo de los zombis. The Walking Dead, los Muertos Vivientes, tal y como dice Rick al final de tomo, no son esos pobres trozos de carne sin mente. Son ellos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada