sábado, 10 de septiembre de 2011

AFVZ: Un buen cómic con vampiros y zombis desde Dolmen Editorial

Cuando ví en la librería el tomo de AFVZ me quedé pensando en si debía cogerlo o no. Los cómics de vampiros son el único refugio que les queda a los chupasangres para ser lo que siempre han sido, unos monstruos horribles de los que hay que huir, pero uno siempre piensa que la epidemia de Crepúsculo puede haber llegado también al medio.
Por suerte, lo cogí y me lo llevé para leerlo.E hice bien.
El cómic nos cuenta cómo los zombis y vampiros son reales y llevan siglo conviviendo con nostros, utilizándonos como presas propiciatorias, aunque en el caso de los no-muertos, lo hacen de manera oculta, con subterfugios y cuidando que nadie los descubra.
Los zombis lo tienen algo peor, y funcionan como siempre, a base de plagas que son rapidamente detectadas, localizadas y eliminadas por la Agencia Federal de Vampiros y Zombis.
Lo divertido es que todo parte de una web real, www.fvza.org , en la que nos dicen que todo es real, y cuenta con vídeos de imagen real con Hugo Pecos, el presunto director de la agencia, clausurada en 1975 porque ya hay vacunas contra los virus que provocan ambas mutaciones.
En el cómic, se ha respetado la figura de Pecos, y sitúa el protagonismo en Landra, la nieta del director y líder de uno de los equipos de combate de la reabierta Agencia.
A lo largo de la historia conoceremos la auténtica historia de su familia, que esconde muchos más secretos de lo que ella misma cree y que es el detonante de toda la trama que nos presenta el tomo.
David Hine, responsable de Spider-Man Noir es el responsable del guión, mientras que el dibujo, elegante y bien realizado, corre a cargo de Roy Allan Martinez y Wayne Nichols.
La historia comienza desde un momento cercano al desenlace, y a través de un enorme flash-back, vamos recapitulando todo lo sucedido hasta llegar a ese momento.
Luego, avanzamos hasta el final de la historia, que podría conducir hasta un nuevo comienzo o hasta una nueva historia de la Agencia. Es algo posible, porque la mitología de la misma parte en el siglo XIX, y hay muchos buenos argumentos que se podrían sacar de allí.
El tomo de Dolmen incluye un dossier con bocetos de los personajes y una entrevista al guionista, donde explica el proceso de creación del cómic.
Una muy buena edición, que inaugura la edición de productos de Radical Books, que espero nos traiga cómics tan buenos como este.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada